lunes, 30 de marzo de 2015

!!!WALLACE SE HA SUICIDADO!!!



Si, es cierto, el mítico guerrero en esta lucha contra la injusticia, por los derechos de los trabajadores que peor han sido tratados en el Ayuntamiento de Zaragoza, ha pasado a mejor vida.



Hemos de reconocer que durante un tiempo luchamos con inspiración, nos reunimos, realizamos pancartas, carteles, camisetas, hablamos con sindicatos y grupos políticos, e incluso nos manifestamos en diversas ocasiones, pero nada cambió las primeras impresiones de frialdad en los despachos de los responsables de personal, nada ha sido suficiente para remover conciencias, al final 50 trabajadores solo éramos un mero acto administrativo tras décadas al servicio de la ciudadanía solo un expediente con un número al que dar carpetazo, nada más.

En todo este tiempo recorrido, hemos ido desenmascarando al enemigo, al principio, nos parecía que l@s responsables de personal del Ayto., posteriormente, se fueron sumando otros, así, partidos como IU (Raúl Ariza quién, además de tener intereses familiares en el asunto, hízo gala de su bajeza política y de su escasa conciencia de izquierdas cuando se trata de defender a los trabajadores), o el PP (José Ignacio Senao quién a pesar de la tradición que representa y de su aspecto de sacerdote, no ha comprendido la caridad cristiana y no movió un solo dedo ni siquiera para molestar al PSOE, ahora parece muy preocupado en plena campaña con Eloy Suarez por los problemas de la ciudad), nos iban asestando puñaladas traperas, mientras pensaban en sus votos y repartos de poder, importándoles un pimiento la injusticia que el Ayto. De Zaragoza había cometido con sus trabajadores.

Posteriormente, se unían los sindicatos, último refugio de los trabajadores cuando piensan en alguien con el conocimiento y la capacidad para defender sus intereses...!!Vaya panda de ilusos éramos entonces!!!
Los sindicatos estaban en el ajo desde el principio y, salvo honrosas opciones individuales y compromisos personales con algunos de nosotros durante años de sindicalismo de base, el resto, el aparato, la estructura, estaba con ellos...también.
Nos habían vendido antes, cuando la Sra. Ranera (al César lo que es del César) les ofreció paralizar las oposiciones, y ellos se negaron porque participan del pastel de las academias o porque les habían engañado con falsas promesas de consolidaciones o recolocaciones que no llegaron ni estaban en los planes de nadie.

Las academias y grupos de presión, hicieron lo suyo y pretendieron lavarse las manos después, presionando para hacer negocio, negocio que, en el caso de Eduardo Conejero, clama al cielo, pero que, entre tanto defensor de los trabajadores, nadie se preocupó de frenar, ni de denunciar.

Y por último y no menos importante, el peor de nuestros enemigos, estaba entre nosotros, infiltrado, camuflado, como una rata miserable y traidora, pasando información al mejor postor, vendiéndose a cambio de un puestecillo de currito precario que ahora ya probablemente disfruta.

En primer lugar el personal fijo o de carrera que ve todo esto como una cosa más de la que hablar en el café, sin darse cuenta que es un paso más hacia su propio fin, ahora que los gobernantes ya han probado todo tipo de artimañas (congelaciones salariales, pérdidas de paga extra, canosos, moscosos, privatizaciones, etc), y se han dado cuenta de que cuentan con la complicidad de unas plantillas aburguesadas que no se defienden ni cuando las pisan.
A continuación, los aprobados, que no tuvieron otra cosa a la que dedicarse, que a presionar más y más, aún reconociendo que había sido una lotería el proceso, no fueron capaces en su mayoría de tener la nobleza de defender la injusticia y el no a los ceses. Todo ello capitaneado por algún que otro miserable canalla que tendrá que buscar su conciencia en un lugar muy profundo, pero la vida es larga y esta ciudad pequeña...
Ahora, desde sus plazas fijas, alguno igual no duerme muy bien por la noche pensando que quienes solo pedíamos trabajo, tal vez no merecíamos tenerles enfrente sino a nuestro lado, no preocuparse, se puede preguntar a los dos o tres cabecillas de los aprobados (prefiero no citar nombres para no ensuciar de mierda mi escrito), como lo hacen para ser tan rastreros seguro que algún sindicato los ficha pronto ya que han demostrado su valía y falta de escrúpulos, y tienen futuro en las cloacas del Ayto.
Por si todo esto fuera poco, entre los suspendidos, tampoco todos trabajaron igual ni de forma desinteresada, algunos ya estaban moviendo sus hilos por CCOO o IU, otros todavía mejor en el PSOE, y unos pocos idiotas, pensábamos que nos embarcábamos en una causa común, donde el bien de todos prevalecía sobre los intereses personales, donde los fijos, los sindicatos, los aprobados y por supuesto los propios afectados, defenderían a una, un proceso tan desgraciado como este de los oficiales de mantenimiento.

Pero, como se podía intuir con este escenario, la lucha se ha perdido por parte de los más débiles y, quienes pensamos alguna vez que podíamos ganar, al final solamente apelábamos a la buena voluntad de unos pocos contra muchos, contra demasiados intereses como para ser tenidos en cuenta en alguna parte, en algún despacho más allá de la palmadita en la espalda.

Por todo ello, W.Wallace ha decidido quitarse de enmedio, y a mi me toca narrarlo y explicar el porqué. 
Con él muere la lucha por los trabajadores, lo sentimos, pero en muchos años de trabajo, la única vez que hemos visto de cerca despachos de todos los colores y escuchado todo tipo de voces, los únicos independientes éramos nosotros. Todos los demás con siglas y colores variados, de una u otra forma nos habían vendido, prueba de ello es que algunos han convertido un foro libre en un foro participativo (ejercicio de poder para evitarse problemas), y siguen con su campaña política y sindical pensando en votos, al final solo fue una palmada en la espalda más, tanto CGT como UGT, salvando algunas posturas personales y valientes, no pasaron de eso, ahora se ofenderán al leer esto, pero ya da lo mismo, la verdad es la que es y unas cuantas dimisiones sindicales ante tales despropósitos hubiesen sido deseables, la caída de las cúpulas sindicales(hace mucho que debían haberse producido, más o menos allá por los ceses de aux. Administrativos y se hubiesen evitado muchos lamentos), ante la perspectiva de ser defensor de los trabajadores sin ninguna función, gracias al EBEP y a la clase política del Ayto., pero no, es mejor quedarse y no hacer nada, o muy poco para justificar el sueldo, a mi me parece mucho mejor, la postura de dejarlo y volver a un puesto de trabajo normal sin deber nada a nadie y sobretodo, sin pensar que puedo hacer algo para mejorar las cosas ya que no es así, nada cambia, éramos algo incómodo y así nos fuimos y ahora a hacer campaña, ya no existimos, así de fácil.

Con la muerte y sepultura de Wallace, me despido de vosotros, con él, ha muerto para mí, la lucha por los derechos de tod@s los trabajadores, el pensar que un grupo de desconocidos desesperados podría formar un frente común, la resistencia ante una injusticia, etc. La lucha continúa, pero no será en un escenario tan lamentable ni con un guerrero al que le traicionan en su propio bando haciendo cualquier reivindicación estéril.
Ha sido un largo camino, a veces parece que hayan pasado años, todos estamos viejos y magullados, pero unos permaneceremos en pie, siempre.
A otros, el mazazo del despido les ha bajado al suelo, pero se reprondrán y, los que nunca estuvieron y/o fingieron estarlo, que les aproveche su negra alma.

No podemos despedirnos sin desear a esta empresa de servicios, también llamada Ayto. Que un día encuentre mejores candidatos para ocupar puestos de responsabilidad, que velen por los ciudadanos y no por sus partidos, que encuentre mejores funcionarios, dispuestos a cambiar las cosas, a que la administración mejore con su trabajo y dignidad, comprometidos con quienes les pagan su salario, pero capaces de decir con orgullo lo que son, para que ningún gobierno les vuelva a poner de rodillas con aquello de "claro pero, ¿de que nos vamos a quejar con lo que hay fuera?", que sean capaces de hacer piña y no se dediquen a mirar por sus siglas que tendrían que ser las de tod@s. Enfín, ya os podeis imaginar que a unos ilusos así en unas aguas tan cenagosas como las de la política municipal solo les puede esperar, el desánimo, y la autodestrucción... ¿O tal vez no?, eso querrían algunos, los proyectos son muchos y como nos recomendó alguien hace tiempo, ahora se puede volar sin las ataduras de tanta miseria lejos de un lugar que no merece a muchos de los trabajadores comprometidos que ahora están en el paro, tenemos recuerdos de lágrimas de equipos directivos de colegios, regalos y canciones de niños despidiendo a su "conserje" de cincuenta y tantos que no podían contener su rabia por la injusticia de no tener en cuenta tantos años de dedicación, recuerdo todo ello con la certeza de que nuestra lucha era legítima y no éramos nosotros los que debían esconderse y avergonzarse porque nada habíamos hecho mal, ellos promovieron un proceso oscuro, ellos permitieron las corruptelas y filtraciones, ellos no fueron consecuentes con lo prometido y, cuando ya no había vuelta atrás, tampoco hicieron nada...





                                     FOTO SACADA DEL TWITTER DE J.J.SENAO (OH)


Nuestro peor recuerdo es para Begoña Perez y para funcionarios como ella, quién pese a su reconocida incompetencia para realizar una selección de candidatos limpia y bien ejecutada como pasa en centenares de administraciones, no dimite en su cargo que ocupa por méritos políticos y quién ha dudado poco en prestarse a cuantos enjuagues, colocaciones, traslados, y beneficios le han propuesto desde arriba, pero que tuvo siempre clarisimo que no podía ser lo nuestro porque debemos cumplir la ley...váyase a la mierda usted y toda su cohorte de funcionarios politizados que hacen que la independencia de la misma ley que usted tanto menciona y que se supone a todo funcionario, sea puro papel mojado Sra. Pérez.
Si quieren jugar a los políticos, siéntense en un despacho de concejal si resultan elegidos, pero ser política y defender intereses de un partido con el dinero de todos y pretendiendo ser imparcial es tomar a la gente por idiota y visto lo visto, tal vez muchos lo sean, pero algun@s, no.

Ahora, tal y como vaticinamos algunos, los abogados hacen caja y la justicia de este país terminará con nosotros de un plumazo con la misma frialdad que si todo esto fuese un acto administrativo, que lo es, al menos para ellos, para nosotros ha sido mucho más que eso, el Ayto. Ha sido nuestra casa, nuestra ilusión, nuestro trabajo y mucho más, no pasa nada, hay un mundo fuera que nos espera.

A tod@s los que han merecido las noches de vela, letras, reuniones y trabajo, les agradecemos haber estado a la altura de las circunstancias, habernos enseñado que la lucha por lo que es justo, siempre merece la pena, que más vale ir de cara aunque te la partan que avergonzarse para siempre, aunque a algun@s no les haya salido barato.
Nos vamos, no con la sensación de derrota, sino con la del deber cumplido, con la de haber hecho todo lo posible tanto en el trabajo como en la oposición, y después, no por gusto sino por conciencia y honor, en la defensa de los derechos de tod@s en una batalla que se sabía perdida de antemano.
Nos vamos con la certeza de que hasta el último día de trabajo en el Ayto. Ha sido al servicio de quienes realmente han pagado nuestro sueldo, nunca, jamás me he sentido cautivo de esta panda que dicen llamarse equipo de gobierno, ni de sus tentáculos repartidos por los diferentes servicios o W.C. según se mire.
En realidad los perdedores en todo esto, si no tenemos en cuenta la cuestión económica y social de que muchos terminarán en el paro sin merecerlo, son ellos, quienes venden su alma al diablo por un currito en el Ayto. Quienes se afilian al partido X solo por asegurarse de que alguien les ayudará, quienes ostentan puestos en sindicatos para mirar hacia otro lado ante los problemas, quienes compran literalmente su plaza a cambio de euros. Todos ell@s son los verdaderos perdedores morales de esta historia, aunque tal vez, nos veamos algún día en otro ámbito, en otras circunstancias y, entonces, alguno al menos habrá aprendido la lección y no tendrá clemencia contra los malvados, contra quienes pudren desde dentro las instituciones, contra quienes promueven y convierten las pequeñas corruptelas en grandes injusticias, ellos tendrán que vérselas algún día con alguien que conozca bien todas y cada una de sus miserias y les señalará con el dedo acusador, para que nunca vuelvan a cometer injusticia semejante, para que vayan a buscar trabajo en algún lugar fuera de la teta pública, donde paguen por sudar el sueldo y ensuciarse las manos.

Ahora, alguna pluma y espada están en venta, en busca de nuevas e ilusionantes aventuras, en defensa de lo justo, se alquila al mejor postor, la puja empieza...

"Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad"

FIN

P.D. En caso de que alguien necesite alguna aclaración al respecto de este escrito, pueden ponerse en contacto por el orden siguiente con los autores del mismo.
Darío
Chorche
Marta
Begoña



3 comentarios:

  1. Descasa en paz mi admirado Wallace.
    Una rosa blanca por tu corazón, una roja por tu pasión y muchas espinas para que no olvides que ni muerto descansarás en calma. Permíteme terminar con tu necrológica:
    Entre muros desiertos, entre textos mal leídos y pero interpretados, descansa el iluso que soñaba que el movimiento asambleario era capaz de solucionar cualquier injusticia.
    Mis ojos lloraran tu perdida, mi alma se queda huérfana y mi camino desierto.

    ResponderEliminar
  2. Wallace, has peleado mucho, lo sé y como buen guerrero has querido morir matando. A mi parecer en tu última batalla te has llevado por delante a más gente de la debida. Quizá los primeros que te fallaron fueron tus guerreros, salvo unas cuantas personas el resto dió la batalla por perdida de antemano y no rasgaron sus vestiduras en la defensa de vuestro honor y de una causa que considero justa. Ojalá te veamos reencarnado en un futuro en otro guerrero dentro del ejército municipal.Allá donde estés podrás estar con la cabeza alta por haber defendido con honor lo que consideraste injusto.

    ResponderEliminar